Traducciones de marketing

La eficiencia de una empresa de marketing depende de la combinación con éxito de todos sus componentes. El texto juega, sin duda, un papel fundamental. Gracias al texto, la idea clave de marketing se materializa, es decir, empieza a funcionar.
 

En la actualidad hay muchas empresas internacionales en el mercado letón, y todas ellas realizan algún tipo de actividad de promoción. Muchas de ellas encuentran dificultades a la hora de traducir y adaptar sus materiales de marketing. La adecuación de los textos traducidos de marketing no tiene que ver únicamente con la precisión de la traducción: la descripción de objetos y de fenómenos está relacionada en gran medida con la transmisión del contenido emotivo.
 

Cuando un traductor trabaja con textos de marketing, su principal tarea es crear un texto que cause el mismo impacto en el público de referencia que en el público original.

 

Así, mientras que cambia de forma, el texto debe mantener su significado original.
 

Cuando trabaja con textos de marketing, el traductor debe conocer perfectamente el producto en cuestión, tener en cuenta la finalidad del texto y las características del consumidor al que va dirigida la publicidad, y comprender qué emociones pretendía transmitir el autor. Es necesario comprender el carácter del texto original y reproducirlo en la traducción con la máxima fidelidad posible. Si se traducen textos publicitarios sin tener en cuenta estos factores, no se logrará la finalidad del mensaje, que es causar una impresión en los consumidores para aumentar las ventas.
 

La traducción de materiales de marketing comprende la traducción de eslogans, videoclips, presentaciones, folletos  y otros materiales de marketing.
 

La búsqueda de un traductor con las habilidades necesarias lleva tiempo e implica correr un cierto riesgo, puesto que no se conoce el nivel de profesionalidad del traductor escogido.  El texto traducido debe estar adaptado a las particularidades del país en cuestión. El traductor debe tener en cuenta las características nacionales y sociales, y los patrones de comportamiento del público al que va destinado el producto. Si el público al que va dirigido el texto publicitario del producto es variado, el traductor debe emplear un lenguaje común, de uso cotidiano. Si este público es más homogéneo, el traductor debe escoger cuidadosamente las palabras para asegurar que el estilo es adecuado al tema, al producto y al público.  En dichos casos, cuando una campaña publicitaria va dirigida a un público reducido y homogéneo que tiene su propia jerga social o profesional, no está prohibido usar términos de esta jerga, de hecho es aconsejable. Otra forma de mejorar la calidad de un texto publicitario es contratar a un revisor especializado en marketing, que contribuirá a hacer el texto más expresivo y más emotivo, en definitiva, a que cause una mayor impresión en el público de referencia.